Tartaleta de manzana y naranja

Como fan incondicional de los postres, hoy vamos a ver cómo preparar esta receta de Tartaleta de manzana y naranja, dulce, rica y saludable a partes iguales.

Encontré esta receta por las redes, y en un primer momento pensé: «manzana con naranja? qué mezcla más rara…», y seguidamente, tuve que probar a hacerla, a ver qué salía de ahí. Y por suerte, ¡quedé gratamente sorprendida!

Es muy fácil de hacer, en un ratito tienes una tarta perfecta para tomar en las meriendas o desayunos. Simplemente se trata de una tartaleta crujiente rellena de trocitos de manzana y una cremita de naranja. Saludable, rica y fácil.

¿Cómo se hace? pues toma nota de los ingredientes, y manos a la obra.

INGREDIENTES (tartaleta):

  • 1/2 taza de harina de avena
  • 1/2 taza de harina integral
  • 1 cucharadita de postre de levadura química
  • 1 huevo
  • 1/4 taza de bebida vegetal (yo utilicé bebida de avena, pero supongo que con bebida de soja o almendras también quedará bien)
  • Endulzante al gusto (yo añadí 1 cucharada sopera de azúcar, no tenía más endulzantes a mano)
  • Canela al gusto
  • Una pizca de sal

INGREDIENTES (crema de naranja):

  • Zumo de naranja natural (yo utilicé dos naranjas)
  • Un par de cucharadas de maicena
  • Un chorrito de bebida vegetal

TARTALETA:

Precalienta el horno a 180º.

En un bol mezcla todos los ingredientes secos (la harina de avena, la harina integral, el azúcar o endulzante en el caso de que sea en polvo, la canela, la levadura y la sal).

Cuando esté todo integrado, añade el huevo, la bebida vegetal y si has utilizado un endulzante líquido (o pasta de dátil, por ejemplo), y mezcla todo muy bien. En este paso yo tuve que ir añadiendo más harina porque la mezcla no quedó con la textura que quería. Os recomiendo ir de poco en poco para evitar pasarnos. La masa tiene que quedar moldeable, nada pegajosa.

Amasamos bien la mezcla con las manos, y cuando esté todo mezclado y con la textura que queremos, hacemos una bola y la llevamos a la nevera sobre una hora más o menos. En este momento yo aproveché para hacer la crema de naranja.

CREMA DE NARANJA:

Para la crema de naranja, pon en un cazo el zumo de naranja, la bebida vegetal y las dos cucharadas de maicena, a fuego medio. Remueve sin parar para que no queden grumos de maicena y no se queme. Cuando haya espesado un pelín (tiene que quedar líquida pero con cuerpo) apaga el fuego y reserva.

Seguimos con la tartaleta. Saca la bola de la nevera, enharina una superficie lisa de la cocina, y estira la masa con un rodillo hasta que te quede con un grosor de más o menos 1 cm y del diámetro de tu molde.

Yo utilicé un molde de silicona para quiches, por lo que dispuse la masa en el molde, ajustando bien los bordes y cortando el sobrante con un cuchillo.

Pelamos y cortamos en trozos no muy gruesos un par de manzanas y las repartimos por toda la base de la tartaleta. Añadimos con cuidado y de manera uniforme la crema de naranja y yo añadí un poco más de canela por encima.

¡Y al horno! a 180º durante unos 25 minutos más o menos. Id observando porque cada horno es un mundo. Cuando la manzana esté blandita y los bordes de la tartaleta dorados, estará en su punto.

Esperad a que se enfríe para desmoldar, y ya tendríamos nuestra riquísima tarta lista para consumir.

Si queréis probar más recetas tanto dulces como saladas, puedes pinchar AQUÍ y empezar a experimentar en la cocina.

¿Os ha gustado? Contadme si la probáis 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.